Soy una obsesiva del orden. Es lo que he sacado en claro de estos últimos años. Para que mi cuerpo y mi mente estén en paz, necesito que los espacios que me rodeen estén en orden. Algo similar también me ocurre con las personas… pero eso ya es una cuestión aparte.

Esta obsesión se ha ido desarrollando poco a poco; incluso me atrevería a decir que es una consecuencia de los “nuevos” estilos de vida puestos de moda. El Método Konmari, la viralización de mini vídeos para ahorrar espacio… Debo confesarlo: me encantan. Hace unos meses leí que los perfiles de YouTube de esta temática estaban experimentando un boom nunca antes visto (y puede que mi obsesión les haya regalado decenas de visualizaciones por mi parte).

¿Cuánt@s de nosotr@s hemos puesto en práctica alguno de los consejos sobre orden que hayamos visto en redes sociales?

Mi armario ha sufrido una oleada de cambios en apenas dos meses. Ni cambio de temporada, ni nuevas adquisiciones que no sé dónde ponerlas. Es ver algún truco o consejo y allá que me lanzo a probarlo. Cualquier día me cierra por vacaciones.

Está claro que el orden es muy aconsejable en nuestra vida pero, ¿qué ocurre cuando éste se convierte en un problema? Esta corriente del orden me ha llevado a derrochar en objetos que acaban por amontonarse de forma que ya no sabes ni cómo ponerlos. Puedo contar más de 50 cajas, de todo tipo y tamaños, que colecciono compulsivamente con la finalidad de que me ayuden a organizar cualquier objeto de mi día a día. Y lo peor es que hasta mi entorno es conocedor de mi pasión por las cajas y también ellos me abastecen de cuando en cuando. Por ahora, muchas de ellas se encuentran apiladas en el trastero esperando su gran momento.

El único que ha salido ganando con mi obsesión por el orden es mi marido, que ha dejado de preocuparse por ordenarse la ropa. Sabe que soy incapaz de resistirme ante un jersey mal doblado o un calcetín fuera de lugar. Ahora, de todo eso, me encargo yo.


 

Créditos | Texto: María Alberola (@TheCasualGirl)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: