MULTIMASKING, LA FÓRMULA EXACTA PARA UNA PIEL PERFECTA

Belleza 0 comments

¿Quién en alguna ocasión ha echado mano de una mascarilla facial? Hoy en día no resulta extraño que en nuestra rutina de belleza, también incluyamos de vez en cuando, una mascarilla. Bien para obtener un plus de hidratación, aportar luminosidad o eliminar los puntos negros, se trata de una de las soluciones más prácticas para combatir problemas de la piel del rostro.

Además de las numerosas opciones de las que disponemos en el mercado, van adquiriendo gran protagonismo, las mascarillas naturales. Son aquellas que podemos realizar en casa con la ayuda de determinados alimentos y diversos productos. En Internet podemos encontrar un amplio abanico de mascarillas para solventar casi cualquier problema cutáneo de nuestro rosto.

¿Qué es eso del multimasking y cómo puedo ponerlo en práctica?


Pero lo que seguro habrás oído recientemente es el término multimasking. Debido a la amplia demanda de problemas concretos en la piel del rostro, las principales firmas cosméticas ofrecen mascarillas específicas. Pero, ¿cómo decantarse solo por una? Nos falta tiempo y queremos aprovecharnos de todos los beneficios que prometen: hidratación, luminosidad, exfoliación, limpieza profunda, acné, poros abiertos, puntos negros, antienvejecimiento…

Ahora no es una locura aplicar a la vez diferentes mascarillas –caseras o no- en diversas zonas de nuestro rostro. De esta forma podemos aportarle a nuestra piel las propiedades que necesita para que se vea perfecta. Las mascarillas contienen un extra de principios activos que completarán nuestra rutina de cuidados diarios.

multimasking

Por tanto, la tendencia del multimasking (mediante la que aplicamos a cada zona del rostro el tipo de mascarilla que necesite) no se entiende sin una previa limpieza facial. Debes tener en cuenta que, para que las mascarillas sean realmente efectivas tendrás que limpiar previamente y en profundidad la piel. No importa que no estés maquillada, en nuestra cara también podemos encontrar suciedad (grasa, polución).

Llevar a cabo la tendencia del multimasking conlleva paciencia y tiempo. Es habitual tener que esperar al menos entre 10 y 20 minutos para que las mismas hagan efecto. Por ello, escoge el mejor momento del día para que la experiencia sea lo más agradable posible. Puedes hacerlo por la noche, antes de acostarte, ponte música relajante, lee un libro o revista, e incluso recurre al efecto calmante y agradable de las velas aromáticas.

Recuerda que mimarte cada día es fundamental si quieres conservar toda la belleza natural de tu rostro. El multimasking es una fórmula que nos ahorrará tiempo y que potenciará lo mejor de nuestra piel.

¿Has probado ya la tendencia del multimasking? ¿Qué tipo de mascarillas empleas y en qué zonas del rostro?

 

SI TE HA GUSTADO, REGÁLAME UN “ME GUSTA” Y COMPÁRTELO EN TUS REDES SOCIALES. GRACIAS

Author TheCasualGirl

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *