CONSEJOS PARA QUE EL CAMBIO DE ARMARIO NO TE CUESTE

Lifestyle 0 comments

Corren tiempos en que lo rápido y pragmático triunfa. No importa a qué nos estemos refiriendo, ya que esta máxima puede aplicarse a cualquier campo y ámbito de nuestra vida. También a los diferentes sectores que mueven el mundo, como la moda; ¡qué curioso, con lo compleja y extensa que es!

Para empezar a adoptar este mantra (que nos ayudará a disfrutar más del día a día), deberemos poner orden en nuestra vida: adquirir una rutina que incluya todos aquellos quehaceres, desde el trabajo, los hobbies, la familia, los amigos… Pero también es sumamente importante que nuestro entorno también esté en consonancia. Me refiero al hogar.

Se ha demostrado que cuanto mayor orden reine en una casa, más felices son los integrantes de la misma. Y ahora con el cambio de estación, es el momento idóneo para adoptar nuevas costumbres. Llevándolo un poco al terreno sobre el que semana tras semana os hablo en este blog, el armario constituye uno de los elementos del hogar susceptibles de ordenar.

Ha llegado el momento de nuevo, de cambiar los tejidos ligeros por las lanas, los shorts por pantalones largos, los tirantes por mangas largas… y por supuesto, llegó el momento de sacar los abrigos. Con toda esta amalgama de prendas se hace necesario unas claves para llevar a cabo el temeroso cambio de armario.

7 consejos para el cambio de armario que mejoraran tu día a día


 1. Despréndete de lo que no vayas a usar.

Parece algo obvio, pero el primer paso para llevar a cabo el cambio de armario es sacar toda la ropa de otoño-invierno que tengas y dejarla en una única habitación. De esta forma podrás comprobar una a una las prendas. Además decidirás de cuáles prescindes y cuáles permanecerán en tu armario una temporada más. Además necesitarás espacio extra para las nuevas adquisiciones 😉

cambio de armario


 2. Deja a mano prendas frescas pero que puedas darle múltiples usos.

Antes de guardar la ropa de verano, haz una criba para dejar a mano prendas que pueden usarse durante los primeros días de otoño. Es el caso de los vestidos y camisetas de tirantes, por ejemplo, ya que si el tiempo imprevisto del otoño te lo permite, podrás llevarlos tal cual, o bien combinarlos con prendas de manga larga debajo. También pueden servirte las faldas denim que pueden combinarse sin medias, con botines y prendas superiores en tejidos ligeros de manga larga.

entretiempo


 3. La forma en que guardas tu ropa marca la diferencia.

Si dispones de numerosos jerséis, sudaderas, camisetas de algodón… la forma como los doblas y almacenas puede no ser la más adecuada. Existe una técnica que además de útil, te ayudará a ahorrar espacio, tener una mejor visualización de todas las prendas, incluso a evitar que éstas se arruguen demasiado. Consiste en doblar las prendas superiores en forma de rectángulo. Después apílalas de manera vertical y no horizontal como normalmente, como se muestra en este tutorial.


4. Almacena la ropa por color y categorías.

Por ejemplo, si tienes dos armarios, deja uno para ropa más formal y el otro para prendas más informales y del día a día. O bien, reserva uno para chaquetas, abrigos y complementos, mientras que en el otro se guarde en resto de prendas. En un mismo armario, ordena las prendas por color y tipo de prenda. Por ejemplo a un lado pantalones, le siguen las camisas y al otro extremo las chaquetas. En la parte de abajo, puedes incluir un zapatero o almacenar las cajas de zapatos. Ponles etiquetas o fotos de los zapatos para que te sea más fácil encontrarlos 😉

colores-y-categoria


 5. Utiliza cajas como método de separación.

No solo de pantalones, vestidos, abrigos, chaquetas, camisas y jerséis se conforma nuestro armario. También forman parte de él otras prendas y complementos que igualmente deberemos mantener ordenados para saber de su existencia y complementar a la perfección nuestros estilismos. Puedes valerte de cajas (y sus tapas) para almacenar todo tipo de prendas pequeñas como ropa interior, calcetines, medias… También son útiles para almacenar fulares, bufandas, guantes y gorros de lana.


 6. Un poco de bricolaje en tu habitación puede venirte genial.

No solo cambiarás el aspecto y la estética del mismo, sino que además este consejo puede serte verdaderamente útil. ¿Por qué no aprovechar los espacios vacíos de las paredes de tu habitación? Prueba a colocar repisas donde puedas tener expuestos tus bolsos y sombreros; incluso algunos zapatos que adores especialmente. También pueden servirte los altillos de los armarios pero las repisas le aportarán un toque muy chic y cool a tu dormitorio/vestidor.

repisas


7. Los percheros burro agilizarán el proceso.

Como consejo extra para el cambio de armario, quería hablaros de los percheros expositores, del tipo “burro”. Estos pueden serte de gran ayuda a la hora de vestirte cada día, sobre todo si quieres ahorrar tiempo. Incluye un perchero de este tipo en tu habitación y llénalo de básicos de armario: vaqueros, pantalón negro, prendas superiores y chaquetas en tonos neutros (grises, negro, beig, blanco, azul marino…). Puedes dejar cerca los complementos que más utilices para tu día a día: zapatos, bolsos, bufandas y fulares, sombreros…

perchero-burro


Estoy segura de que estos consejos para llevar a cabo el cambio de armario te serán muy útiles y te ayudarán a priorizar cada día. Si sigues estos consejos ahorrarás tiempo en crear tu outfit diario. Tendrás todas las prendas y complementos a la vista. Además estos consejos de almacenaje te ofrecerán la oportunidad de lucir prendas y complementos que otros años has tenido abandonados al fondo del armario porque no los veías (o no te acordabas de su existencia). Es solo una tarde que puedes dedicarte a ti misma; ponte música y algún refresco que te guste y disfruta del momento.

En definitiva, vivimos en una sociedad que nos incita constantemente al consumo desmedido y muchas veces por impulso. Si quieres mantener el orden en tu vida y también en tu armario, cuenta con prendas y complementos básicos. Si no, es lo primero que deberías adquirir esta temporada. Y cuando vayas a comprar algo, pregúntate si realmente te hace feliz, cuántas veces y con qué lo puedes combinar de lo que ya tienes.

¿Qué consejo te ha resultado más interesante y útil para hacer el cambio de armario?

 

SI TE HA GUSTADO, REGÁLAME UN “ME GUSTA” Y COMPÁRTELO EN TUS REDES SOCIALES. GRACIAS

Author TheCasualGirl

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *