RUTINA DE BELLEZA PARA LA MAÑANA

Si no empezamos a cuidarnos desde hoy, no podemos pretender que mañana luzcamos espléndidas. La piel el cabello y el cuerpo en general, como casi todo en la vida, requieren de una serie de cuidados que implican dedicación y constancia, pero que a la larga veremos que ha merecido la pena.

Son varios los agentes externos e incluso nuestras propias actitudes, actividades y costumbres las que nos provocan los principales carencias a nivel estético: piel irritada, cabello sin brillo, puntos negros, etc.

Bien es cierto que en Internet, son muchas las rutinas de belleza que podemos encontrar, pero yo os voy contar MI rutina de belleza para la mañana que seguro incluye algunos otros consejos y trucos que llevo a cabo y que probablemente no conocíais o bien no prestabais atención.

Rutina de belleza para la mañana en 7 pasos


1º Cepilla tus dientes. A muchos les parecerá absurdo cepillar los dientes nada más levantarse, antes incluso de desayunar, pero la verdad es que es una cuestión de higiene y también de salud. Ya sabréis que la boca es uno de los principales focos de infección y enfermedades del cuerpo por lo que, tras haber pasado varias horas durmiendo, en ella se acumula placa bacteriana y algún que otro residuo que debemos eliminar lo antes posible. Por ello este es mi primer paso/consejo de mi rutina de belleza para la mañana.

2º Bebe agua. Lo siguiente que os recomiendo hacer es beber entre uno y tres vasos de agua natural en ayunas. Mientras dormimos el cuerpo se regenera y al despertarnos necesita rehidratarse. Beber agua recién levantados acarrea múltiples beneficios: nos aporta energía, previene el estreñimiento y alivia la acidez, activa el metabolismo por lo que ayuda a nuestro organismo a quemar calorías. Además ayuda a mantener la elasticidad de la piel, garantizando hidratación y firmeza.

rutina de belleza para la mañana

Otra opción es sustituir un vaso de agua por uno de agua con zumo de limón; sus beneficios también son muchos: es diurético, estimula el sistema inmunológico, hidrata el sistema linfático, manteniendo la piel limpia y reduciendo la aparición de acné.

3º Hidrata tu cuerpo. No sé vosotras pero yo odio cuando me pongo crema hidratante en las piernas y después me cuesta meterme los pantalones porque se quedan pegados. Por ello, casi recién levanta y mucho antes de vestirme, aprovecho para hidratar brazos y piernas. Yo no puedo prescindir de este producto ya que mi piel es bastante seca, por lo que de esta forma he encontrado la solución al problema. Haciéndolo así doy tiempo suficiente para que mi piel absorba la crema y después pueda vestirme tranquilamente.

4º Limpia tu rostro. El siguiente paso de mi rutina de belleza para la mañana consiste en limpiar el rostro. En mi caso utilizo tres productos: exfoliante, jabón líquido y tónico. Según tu tipo de piel y sus necesidades deberás aplicar más o menos productos específicos, pero yo considero estos tres fundamentales y básicos.

  • El exfoliante elimina pieles muertas y limpia los poros; puedes utilizarlo todos los días (existen fórmulas menos agresivas) o bien en días alternos.
  • El jabón líquido debe ser específico para el rostro; aplica una pequeña cantidad y distribúyela por el rostro, siempre con movimientos circulares desde el centro hacia fuera. Emplea agua templada si quieres pero finaliza con agua fría para cerrar los poros y deshinchar las bolsas de los ojos.
  • Y por último, aplica en un disco de algodón un poco de tónico para completar la limpieza, con él aportamos frescor e hidratación al rostro y la preparamos para los siguientes productos de belleza.

rutina de belleza para la mañana

Es muy importante que a la hora de secar el rostro tengamos una toalla exclusiva para nuestra cara; nunca debes utilizar la misma toalla con la que te secas las manos, el cuerpo y/o el cabello. Si lo haces podrías estar maltratando la piel ya que los componentes de los geles de baño, champú, acondicionador, etc., son muy agresivos para la piel del rostro. No utilices la toalla por más de una semana y utiliza un lado de la toalla durante 3 o 4 días; después dale la vuelta y seca el rostro con el otro lado los otros 3 o 4 días restantes de la semana.

5º Hidratación y protección facial. Es el momento de hidratar el rostro, para lo cual también considero que hay entre tres y cuatro productos imprescindibles: el sérum, el contorno de ojos, la crema hidratante y el protector solar (sobre todo en verano). Esta clasificación coincide con el orden de aplicación:

  • Primero el sérum (que variará en función de las características/necesidades de tu piel) que se aplica una pequeña cantidad y se restriega sobre las yemas de los dedos para aplicarlo suavemente y a golpecitos sobre el rostro.
  • A continuación, aplicamos una gota de contorno de ojos con el dedo anular (el que menos presión hace) en la zona de debajo de los ojos, hasta el hueso de la mejilla y sobre el hueso de la ceja.
  • Por último, ponemos 5 puntos de crema hidratante sobre frente, nariz, barbilla y pómulos y repartimos suave y uniformemente por el rostros, desde el centro y hacia fuera.

El tema del protector solar yo lo utilizo sobre todo el verano como protección extra frente a los fuertes rayos del sol. Durante el resto del año, suelo utilizar cremas hidratantes que también incluyan SPF en su fórmula.

6º Maquillaje y peluquería. Antes de que transcurran diez minutos después de ponerme la crema hidratante, siempre aplico la base de maquillaje. De esta forma aprovecho que la piel está hidratada y no me excedo con la cantidad de maquillaje facial. Espera entre 2 y 3 minutos después de aplicar la hidratante y aplica pequeñas dosis de base de maquillaje, pero te aconsejo que no pasen más de 10 minutos porque la piel ya no está tan receptiva y el resultado puede verse menos natural. Extiende el producto con una brocha o esponjita, a toques sin restregar, desde el centro del rostro hacia fuera, y si necesitas más hidratación y/o jugosidad, pulveriza un poco de agua de avena o agua termal.

rutina de belleza para la mañana

Igualmente, no salgas de casa sin cepillar el pelo; ya sé que los peinados desenfadados están de moda, pero siempre podemos aplicar ciertos productos que nos proporcionen ese resultado sin renunciar a los beneficios de cepillar el pelo: se eliminan las impurezas adheridas durante la noche, se activa la microcirculación sanguínea y se estimula el cuero cabelludo, ayudando a que sea más resistente y su aspecto mejore en cuanto a suavidad y brillo.

7º Un buen desayuno. No podemos terminar nuestra rutina de belleza para la mañana sin un buen desayuno, pues es muy importante cuidarse tanto por dentro como por fuera. Nuestra piel y cabello son el reflejo de cómo nos alimentamos y si tenemos carencias de vitaminas nuestro cuerpo lo va a reflejar. Por ello, no prescindas del desayuno. Piensa que es la comida más importante del día y que en ella deben estar presentes las frutas (manzanas, kiwis, naranjas…), las proteínas (jamón, pavo, salmón, huevos…), los lácteos (leche, queso, yogurt…) y los cereales (avena, trigo, centeno…).

rutina de belleza para la mañana

Si además a todo esto le añades 30 minutos de ejercicio diario, bien sea intenso o moderado según tu edad/capacidad/estilo de vida, estarás dándole a tu cuerpo una calidad de vida extraordinariamente sana. Con esta rutina de belleza para la mañana te aseguro que no solo estarás estupenda, sino que además te sentirás energizada y positiva, con los ánimos suficientes para afrontar el día.

¿Qué otros consejos/productos llevas a cabo en tu rutina de belleza para la mañana diaria?

 

Author TheCasualGirl

Deja un comentario