A pesar de que actualmente la popularidad de los cuerpos curvilíneos y naturales es más que evidente, todavía siguen apareciendo prácticas que irremediablemente inducen a la extrema delgadez. Se trata de acciones popularizadas sobre todo en las redes sociales donde chicas de todo el mundo quedan seducidas por el ansia de poseer un cuerpo extremadamente delgado.

Son varios los mantras que identifican conductas propias de los trastornos alimenticios como la anorexia y la bulimia que, en vez de presentarse bajo estos conceptos socialmente denostados, lo hacen bajo una apariencia más actual, atractiva y comprometida. La aparición de determinados hashtags que inducen a la extrema delgadez, y por tanto a la autodestrucción del cuerpo humano, refuerzan el sentimiento de pertinencia entre ese grupo de personas que desean y ensalzan la belleza de la delgadez extrema: se inspiran y motivan con las imágenes de otras y se ponen retos que posteriormente detallan en sus perfiles sociales a través de instantáneas (que acompañan con dichos hashtags).

RR SS: los medios perfectos para inducir a la extrema delgadez


Todos estos mantras se desprenden del más amplio y característico de la apología por la extrema delgadez: el #thinspiration (muchas veces acortado en #thinspo). Cada uno de ellos, representa una parte del cuerpo “conflictiva” que hay que reducir. Además también son característicos los asociados a los principales desórdenes alimentarios: #proana, #promia, o bien #anaymia. Incluso se encuentran publicaciones con #pro-ED (en inglés, pro-eating disorders).

Hace un tiempo nos sorprendieron algunos hashtags como #BikiniBridge o estar tan delgada que entre la braguita y el cuerpo hay un hueco; el #ThighGab, aludiendo a que los muslos no se tocan cuando se juntan las piernas; e incluso el #HotdogLegs, estar tan delgada que las piernas parecen salchichas. Se trata de cadenas que surgen sobre todo con la llegada del verano.

Pero China se ha convertido en el país más activo en este tipo de prácticas, pues las más recientes proceden del allí. Primero fue el #BellyButtonChallenge (tocar el ombligo pero pasando el brazo por detrás de la espalda), después surgió el #CollarboneChallenge (colocar cuantas más monedas sobre el hueco de la clavícula posible sin que se caigan), luego apareció el #A4WaistChallenge (que consiste en tener la cintura igual o más pequeña que un folio A4, el cual mide 21cm.), y posteriormente es el #iPhone6Challenge (es decir, juntar las rodillas y colocar sobre ellas un iPhone6, de manera que éstas no superen el ancho de dicho teléfono móvil).

Son sobre todo, chicas jóvenes las que se dejan seducir y comparten contenido de estas características, aunque esta realidad también la comparten los chicos, a pesar de no representar un porcentaje tan elevado. Con este tipo de fotografías se despersonaliza el cuerpo pues en su mayoría, únicamente muestran partes del mismo generalmente conflictivas, que son el reflejo de delgadez: abdomen y estómago (costillas y huesos de la cadera), espalda (omóplatos y clavícula), glúteos y muslos… el rostro suele estar oculto.

Se trata de una moda en la que el silencio es su máxima expresión; en la mayoría de casos las personas no quieren que se sepa que su estilo de vida está ligado a una serie de prácticas -dañinas para el cuerpo humano- que potencien y sean capaces de inducir a la extrema delgadez. Su última meta es ser delgados, el problema es que llegan a un punto en el que para ellos nunca es suficiente.

Pero lo más importante es que muchas personas e incluso instituciones se han pronunciado al respecto con acciones que contrarresten la popularidad de la belleza extremadamente delgada e insana. Las mofas sobre estas ridículas prácticas han proliferado en las redes sociales, incluso algunas organizaciones e instituciones han rechazado la apología de los cuerpos enfermizamente delgados, como cuando la Autoridad de Estándares de Publicidad de Reino Unido prohibió la difusión de un anuncio de Gucci por considerar que la modelo mostraba una delgadez enfermiza. O más concretamente en nuestro país, cuando se prohibió desfilar a las modelos con un índice de masa corporal inferior al 18% (norma que también adoptaron países como Francia e Israel, entre otros).

Lo que está claro es que no debe caber discriminación por ser más o menos delgada; hay multitud de constituciones corporales que no siempre deben ser consideradas como contraproducentes, pero sí se debe crear conciencia de que este tipo de cadenas son absurdas y dañinas para las personas, las cuales se obsesionan y autolesionan porque creen que si no consiguen un cuerpo delgado como el de las modelos nunca serán felices.

Lo principal es aceptarse tal cual es cada uno y si se quiere bajar de peso hacerlo de manera controlada y sana, con ejercicio y una dieta específica y saludable, controlada a nivel médico.

¿Qué otras modas virales capaces de inducir a la extrema delgadez conoces?

¿Deberían las redes sociales controlar e incluso prohibir este tipo de publicaciones?


<3 si te ha gustado no te olvides de compartir <3
🙂 ¡gracias! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: