¿SALDRÍAS A LA CALLE SIN SUJETADOR?

Moda 0 comments

El movimiento “free the nipple” ha introducido la moda de salir a la calle sin sujetador sin que ello se vea de mal gusto o inapropiado (aunque siendo realistas, la sociedad no está totalmente preparada para ello). Famosas actrices, cantantes y personalidades del ámbito del star system, así como modelos y prescriptoras de estilo del mundo de la moda, han sido vistas recientemente apoyando esta tendencia en muy diversas ocasiones.

Salir a la calle sin sujetador para acudir a un evento como lo hizo Kate Moss para ver el desfile de Topshop en 2006, o simplemente ataviarse de esta guisa para desempeñar los quehaceres cotidianos como la cantante Rihanna (una de sus mayores prescriptoras), dejan constancia de que se trata de una moda que, lejos de tener los días contados, se afianza solo para las más atrevidas.

Pero incluso entre importantes influencers de la moda como Caroline de Maigret o Inès de la Fressange no se ponen de acuerdo: mientras la primera aboga por esta tendencia alegando ser algo habitual entre el estilo parissien (tan sofisticado y relajado), la segunda acuña la máxima de que “sea cual sea la talla de busto, no llevar sujetador siempre es un error”.

Fuera ya de imposiciones estilísticas, cada persona es un mundo, y cada mujer posee unas características físicas que predisponen en mayor o menor grado a llevar a cabo la tendencia del “sin sujetador”, apostando de una manera menos populista por la campaña/tendencia “free the nipple”.

 

EL ORIGEN DE LA MODA DE IR SIN SUJETADOR


El inicio de la popularidad del “free the nipple” se remonta al año 2013. El medio digital que justificó el fin, la red social Instagram. Las instantáneas que incluían el hashtag #FreeTheNipple se multiplicaron por cientos, miles de imágenes y likes que convirtieron el pezón en discurso.

Esta iniciativa llevada a cabo por Lina Esco (actriz y directora de la película Free the nipple), vino a hacer frente a uno de los términos de uso de dicha red social: “No está permitido subir fotografías que puedan contener violencia, desnudo, desnudo parcial, discriminación, actos ilegales o infractores, con actitud de odio, pornográficos o sexualmente subjetivos a través de nuestro servicio”.

Desde entonces, famosas como la modelo Anja Rubik o la cantante Miley Cyrus, entre muchas otras, reivindicaron la despenalización del cuerpo femenino, abogando por el derecho a expresar y mostrar su cuerpo libremente.


Pero retomando lo anteriormente escrito, no todas somos perfectas para prescindir de una prenda tan femenina como el sujetador. Aquí entran diferentes aspectos que no solo atienden a la apariencia física de la mujer; no importa tanto sin son grandes, medianas o pequeñas. Uno de los factores más relevantes es la educación recibida que en ocasiones, interfiere en nuestra toma de decisiones asicomo en nuestro gusto personal. Obviamente es más factible que una mujer con poco pecho no tenga reparos en librarse del sujetador (siempre que no quiera valerse de la pequeña ayudita del relleno), pero no ocurre lo mismo si se posee más talla y si ya no nos vemos como nos gustaría: un pecho recogido y firme.

A todo esto se le suman los diseños impuestos por la moda como la tendencia de los escotes extremos o aquella que deja la espalda al descubierto, modas que no lucen de la misma manera con bandas y tirantes del sujetador en cuestión a la vista (ni siquiera con los modelos cromáticos más sugerentes, ni con detalles de encaje y puntillas).

Vosotras qué opináis, ¿os apuntáis a la tendencia “free the nipple”?

¿Qué factores intervienen en vuestra decisión de llevar o no sujetador? 

¿Os gustan los looks “sin sujetador”?

 

<3 si te ha gustado no te olvides de compartir <3
🙂 ¡gracias! 😉

Author TheCasualGirl