germen-de-trigo-naturalEs la parte más tierna del grano de trigo y está considerado como un gran aliado en la belleza de la piel, el cabello y las uñas. El germen de trigo es un producto natural inalterado que se obtiene de la molienda del trigo puro y que al ser la parte reproductiva que germina, contiene una elevada concentración de nutrientes perfectos para nuestro organismo.

Múltiples beneficios en pequeñas cantidades

El germen de trigo tiene un elevado contenido en vitamina E que ayuda a regenerar los tejidos y a mantener una musculatura en perfectas condiciones. Asimismo posee un nivel elevado en vitamina F, necesaria para equilibrar el organismo pues interviene en el proceso de asimilación de las grasas, los azúcares y las proteínas en nuestro sistema. Los minerales como el zinc y el magnesio ayudan a nivelar la cantidad de azúcar en sangre y los fosfolípidos regulan el colesterol. El germen de trigo se utiliza muchas veces como tratamiento complementario de belleza pues gracias a su elevado contenido en vitaminas del grupo B (B1, B2 y B6) lo convierten en el aporte perfecto para tener una piel, unas uñas y un cabello con un aspecto muy saludable.

Importante fuente de proteínas e hidratos de carbono, es ideal para cualquier edad ya que aporta grandes dosis de energía. Por ello es muy recomendable en las dietas deportivas pues sirve como refuerzo para mejorar el rendimiento y obtener óptimos resultados. Debemos tener precaución a la hora de consumirlo ya que abusar del germen de trigo puede aportarnos demasiadas calorías (100 gr. equivalen a casi 350 kcal.)

germen-de-trigo-consumoEl germen de trigo lo podemos encontrar en farmacias, supermercados y herbolisterias; es un complemento nutricional muy extendido y generalizado y se presenta en forma de pastillas, en polvo, perlas de aceite… Además está presente en la composición de numerosos tratamientos de belleza como cremas para el rostro, el cabello y el cuerpo.

A la hora de consumirlo, el germen de trigo puedes incluirlo en recetas de hornear como magdalenas y bizcochos, reemplazando parte de la harina (como máximo 1/2 taza) por germen de trigo. También puede sustituir al pan rallado para empanar (mitad de pan y mitad de germen de trigo) o para espolvorearlo sobre pastas gratinadas e incluso postres (el germen de trigo tiene un ligero sabor a nuez). En cuanto al aceite de germen de trigo, éste no sirve para freír ya que al calentarse pierde todas sus propiedades. Utilízalo solo para aderezar ensaladas o salsas, pero siempre en crudo.

germen-de-trigo-recetas

¿Conocías todas las propiedades del germen de trigo?

¿Forma parte de tu dieta habitual?

¿Cómo lo consumes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: