Buenas tardes casualeras! Me acabo de dar cuenta de que si había una prenda que me horrorizara cuando era pequeña (y una de las que más le gustaban a mi madre) esa era el mono. Hoy en dia, no he podido remediarlo, he tenido que retractarme y reconocer que me encantan los monos!

Cómo cambian los tiempos -y las personas- porque esta prenda ha vuelto y esta vez el abanico de opciones no para de dar de si. Está claro que los estampados son los reyes del mambo esta temporada: topos, rayas, flores, frutas, animales, geométricos… un sinfín de modelos para todos los gustos y bolsillos.

Ya tengo claro que una de mis adquisiciones para esta temporada va a ser un mono al menos, sobre todo los de pantalón largo que me chiflan, aunque no descarto que sean dos o tres!! Así que ya me he puesto manos a la obra y estoy investigando las distintas opciones que existen en el mercado.

Los monos cortos son perfectos para las mañanas de playa y las tardes de paseo, típicas del verano. Si estás en zona costera también podrás lucirlos para las noches más calurosas y con tacones le darás el toque sexy y glam que tanto nos gusta 😉

Por el contrario, los monos largos son muy versátiles ya que depende de los complementos y accesorios que lleves puedes ponértelo tanto para el día como para la noche. Hazte con una bonitas sandalias con tobillera o con unas cómodas cuñas, u opta por unos zapatos planos de estilo gladiador para combinar tu mono preferido y a lucirse!

¿Qué pensáis de este tipo de prenda?

¿Os gustan tanto como a mi?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: